Los fiordos son la mayor atracción de Noruega. De las muchas maravillas naturales que tiene el país nordico, los fiordos son la auténtica seña de identidad.

Hemos visitado Noruega en diversas ocasiones, el visitar los fiordos siempre ha sido el principal motivo. Bueno… los fiordos y también es cierto que hemos ido a Noruega para ver las Auroras Boreales en Tromso.

Final de un fiordo en Noruega

La costa oeste de Noruega es conocida como “la tierra de los fiordos”. En una costa de 57.000 kilómetros de longitud, puedes visitar 1.700 Fiordos. Algunos están en la lista de la UNESCO, como los fiordos de Nærøyfjord y Geirangerfjord.

El primero de ellos, Nærøyfjord, es un fiordo entre montañas de 1000 metros de altura. Aquí están los paisajes más espectaculares de Noruega, Desde la base del fiordo, podrás ver pequeñas poblaciones y granjas con cascadas que parecen caerles encima.

Sognefjord es el fiordo más largo de Noruega, con una extensión de 204 Kms. de largo

Fiordo en Noruega

Mejor época para visitar los Fiordos

A diferencia de lo que piensa la gente, los fiordos tienen un clima templado. Difiere mucho al clima ártico del norte o del interior de Noruega. Decir que en cualquier época que elijas, disfrutarás igualmente de los fiordos.

Invierno (de diciembre a febrero). Estás en el norte de Europa, y esto quiere decir frío y lluvia, pero mucho menos de lo esperado. Las temperaturas rondan entre los 3º y -2º, aunque la pluviosidad es bastante alta. La media de luz al día es entre 5 y 6 horas, aumentando a 8 horas en febrero.

Primavera (de marzo a mayo). Temperaturas más altas, aumentan un par de grados respecto al invierno. Las lluvias bajan considerablemente, en realidad es la época del año en que menos llueve. En contra, has de ir preparado para un clima muy cambiante. Dentro del mismo día puedes pasar con facilidad por las cuatro estaciones.

Cascadas en los Fiordos

Ver Auroras Boreales en la ciudad de Tromso

Verano (de junio a agosto). En las mañanas puede amanecer con temperatura de 10º, pero pueden llegar hasta los 28º con facilidad. Las precipitaciones suelen ser más abundantes que en primavera. Días más largos, a nivel de cualquier país del sur de Europa.

Otoño (septiembre a noviembre). A diferencia de otras zonas del planeta, aquí no es la mejor época para visitar los fiordos. El tiempo es muy cambiante, con abundantes precipitaciones, días de bastante frío y una disminución considerable en horas de luz.

Fiordo de Oslo, Noruega

Entonces, ¿Cuál es la mejor época para los Fiordos?

Como es habitual, depende! Cada época te ofrece ventajas y desventajas. En la época invernal disfrutarás mucho porque evitarás aglomeraciones, si bien puedes tener algún día de inclemencias metereológicas. A cambio los precios son mucho más asequibles.

En verano, tienes “ciertas garantías” de mejor clima, aunque esto es muy subjetivo. Con los efectos del cambio climático es muy pretencioso hacer cualquier afirmación en este sentido. Por contra, si que te aseguras muchas más aglomeraciones de gente, y precios más elevados en temporada alta.

Casas en las pequeñas islas del fiordo de Oslo

Rutas para recorrer los Fiordos

Puedes realizar la visita de los fiordos por diferentes vías. En cada una de ellas te ofrecerán unas perspectivas muy diferentes de los mismos.

Desde el Mar, suele ser la opción clásica. Desde una excursión en zodiac o kayak, hasta navegar de un fiordo a otro en un transbordador. Disfrutarás de una vista desde el interior del fiordo. Con la altura de las montañas, sentirás una sensación de inmensidad.

Desde Tierra, una opción diferente. Lo habitual es realizar un trekking de 2 o 3 días por la parte alta de las montañas. Si desde el mar tenías la sensación de inmensidad, en esta ocasión verás las mejores panorámicas de paisajes.

Navegación por Fiordos

Elegir una ciudad para visitar los Fiordos

Tienes muchas opciones para elegir. En la misma capital del país, Oslo, tendrás posibilidades de hacer visitas a los fiordos. Aunque Bergen es considerada la “puerta para visitar fiordos”.

Bergen es conocida como la «puerta de los Fiordos»

Puedes visitar Osterfjord, de 27 km de largo, con una duración de 3 horas. Otra opción es desde el puerto de Eidfjord en dirección al fiordo Simadal. Una hora de viaje con varias paradas en cascadas y avistaje de aves.

Glaciar de Nigards en el fiordo

Otra opción es combinar con la práctica de esquí. La estación de Myrkdalen podría ser un buen punto de partida, a dos horas de Bergen y entre el fiordo de Hardanger y «el fiordo de los Sueños», Sognefjord.

Visitar la región de los Fiordos es uno de los viajes que deberías realizar, al menos una vez. Son paisajes asombrosos, muy cambiantes, que a buen seguro nunca olvidarás.

Rafael y María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *