Visitar Colmar en Navidad es una experiencia única que no te puedes perder. Colmar es una ciudad francesa situada en la región de Alsacia, cerca de la frontera con Alemania. Su casco histórico conserva el encanto de la época medieval, con sus casas de madera, sus canales y sus puentes. Pero lo que hace especial a Colmar en Navidad es su mercado navideño, considerado uno de los más bonitos de Europa.

Tras nuestra visita a Estrasburgo, proseguimos nuestra ruta por Alsacia. Nos dirigimos hacía el sur para visitar uno de los pueblos más reconocidos de esta región, especialmente en Navidad. Un pueblo que se vuelca totalmente en la celebración de las fiestas navideñas, cuidando hasta el último detalle en cada una de sus bonitas calles.

Colmar
Colmar, Alsacia

Visitar la ciudad de Estrasburgo

Colmar en Navidad

El mercado navideño de Colmar se extiende por varias plazas del centro histórico, cada una con su propia temática y ambiente. Podrás encontrar desde artesanía local hasta productos gastronómicos típicos, como el vino caliente, los bretzels o los kougelhopfs. Además, la ciudad se engalana con miles de luces y adornos que crean un ambiente mágico y acogedor.

📽️ Vídeo del viaje a Colmar en Navidad

Colmar en Navidad

Qué visitar en Colmar

– Pasea por la Petite Venise: se trata de la zona más pintoresca de Colmar, donde el río Lauch atraviesa el casco antiguo y forma pequeños canales rodeados de casas de madera y tejados inclinados. Puedes recorrer la Petite Venise a pie o en barco, admirando los puentes, las flores y los cisnes que le dan un toque romántico al lugar.

– Visita el Museo Unterlinden: este museo alberga una de las obras maestras del arte gótico, el Retablo de Isenheim, una impresionante pintura de varios paneles que representan escenas religiosas con gran realismo y expresividad. El museo también cuenta con otras colecciones de arte, arqueología y etnografía que te permitirán conocer la historia y la cultura de Alsacia.

– Descubre el barrio de los curtidores: este antiguo barrio era el lugar donde se trabajaba el cuero y se teñían las telas. Hoy en día, se conservan algunas de las casas originales, que se caracterizan por tener tres o cuatro pisos y grandes desvanes donde se secaban las pieles. El barrio de los curtidores es uno de los más auténticos y tranquilos de Colmar, ideal para pasear y tomar fotos.

– Prueba la gastronomía alsaciana: la cocina de Alsacia es una mezcla de influencias francesas y alemanas, que se traduce en platos sabrosos y contundentes. Algunas de las especialidades que no puedes perderte son el chucrut (col fermentada con salchichas y carne), la tarta flambée (una especie de pizza fina con queso, cebolla y tocino) y el kougelhopf (un pastel dulce con pasas y almendras). Para acompañar, nada mejor que un vino blanco de la región, como el riesling o el gewürztraminer.



– Explora los pueblos cercanos: Colmar es un buen punto de partida para conocer otros pueblos encantadores de Alsacia, como Eguisheim, Riquewihr, Kaysersberg o Ribeauvillé. Estos pueblos conservan su arquitectura tradicional, con casas de colores, balcones floridos y calles empedradas. Además, algunos tienen castillos medievales o mercados navideños que les añaden más atractivo. Puedes visitar estos pueblos por tu cuenta o contratar una excursión guiada desde Colmar.

Colmar es un destino ideal para pasar unas vacaciones navideñas inolvidables. Te enamorarás de su belleza, su historia y su gastronomía. Pero Colmar no es solo para visitar en estas fiestas navideñas, cualquier época del año es ideal para hacer una parada en una ruta por la región francesa de Alsacia.

Rafael y María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *