Belcastel, ubicado en la región de Midi-Pyrénées en Francia, es un destino que parece detenido en el tiempo, donde la historia y la belleza natural se entrelazan para crear un ambiente único. Este pintoresco pueblo medieval no solo es reconocido por su encantador paisaje, sino también por su historia y su arquitectura.

Este pueblo fue una de las agradables sorpresas que nos encontramos en la ruta por Midi-Pyrénées. Un pequeño enclave escondido en medio de un bonito valle cruzado por el río. Sin duda que fue una de las visitas que más nos gustó en la ruta.

Belcastel
Entrada al pueblo de Belcastel

Ruta por Midi-Pyrénées en Francia

Qué visitar en Belcastel

El castillo de Belcastel, que data del siglo XI, es sin duda el corazón del pueblo. Restaurado en la década de 1970 por el arquitecto Fernand Pouillon, se alza majestuoso sobre el río Aveyron, ofreciendo una vista espectacular que ha sido elogiada por visitantes de todo el mundo. La restauración del castillo fue el catalizador para la revitalización del pueblo, que pasó de ser un conjunto de ruinas a uno de los pueblos más bellos de Francia.

Al pasear por las calles empedradas de Belcastel, los visitantes pueden admirar la arquitectura medieval bien conservada y sentir la historia que cada piedra parece contar. La iglesia de Sainte Marie-Madeleine, con su puente medieval adyacente, es otro de los tesoros arquitectónicos que este lugar tiene para ofrecer. Además, el Museo de la Fragua brinda una ventana al pasado, mostrando los antiguos oficios del pueblo y sus tradiciones.

📽️ Vídeo del viaje a Belcastel

Belcastel


Para aquellos interesados en la cultura y la historia, Belcastel ofrece una experiencia educativa y enriquecedora. Se puede visitar el museo y el castillo, o simplemente disfrutar de un paseo junto al río L’Aveyron, donde las vistas panorámicas del pueblo son simplemente inigualables.

El viaje hasta Belcastel ofrece la oportunidad de disfrutar del paisaje rural de Francia. Para aquellos que prefieren el transporte público, hay opciones disponibles que permiten a los visitantes llegar al corazón de este encantador pueblo.

Belcastel no es solo un destino para los amantes de la historia o la arquitectura; es un lugar que promete una escapada tranquila y relajante y lejos del bullicio. Con menos de 50 habitantes, este pueblo ofrece una atmósfera de calma y serenidad que es difícil de encontrar en otros lugares. Belcastel es un tesoro escondido en Midi-Pyrénées.

Rafael y María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *