Vancouver es una de las ciudades más cosmopolitas y multiculturales de Norteamérica, con una gran oferta de actividades culturales, gastronómicas y de ocio. Además, está rodeada de un impresionante paisaje natural, con montañas, bosques y playas que invitan a la aventura. 

Llegamos al punto más al norte en nuestro road trip por la costa oeste, Vancouver. Realmente la idea de llegar hasta aquí era descansar unos días después de más de mes y medio de ruta. Nos parecía una buena opción para descansar y realizar algunas visitas al vecino Canadá antes de afrontar la segunda parte de la ruta, en dirección a la frontera con México.

Vancouver
Ciudad de Vancouver, Canadá

Road Trip Costa Oeste EE.UU.

Qué visitar en Vancouver

Vancouver tiene mucho que ofrecer a sus visitantes, desde museos y galerías de arte hasta parques y jardines. Estos son algunos de los lugares que no te puedes perder:

Es una concurrida ciudad portuaria de la región de la Columbia Británica, en Canadá. Se encuentra entre las ciudades con mayor densidad de población y diversidad étnica de todo el país. Está rodeada de montañas y costa bañada por el océano Pacífico.

Parque Stanley: Es el parque urbano más grande de Canadá y uno de los más bellos del mundo. Tiene más de 400 hectáreas de extensión y alberga una gran variedad de flora y fauna. Puedes recorrerlo a pie, en bicicleta o en coche, y disfrutar de sus senderos, lagos, playas y monumentos. No te pierdas el famoso tótem indígena, el acuario marino o el puente colgante.

Mercado Público de Granville Island: Es uno de los lugares más populares y animados de Vancouver. Se trata de un antiguo puerto industrial reconvertido en un centro cultural y gastronómico. Aquí puedes encontrar todo tipo de productos locales, desde frutas y verduras hasta quesos y vinos. También hay numerosos restaurantes, cafeterías, tiendas y galerías de arte. Es el lugar ideal para pasar una tarde entretenida y saborear la cultura canadiense.

📽️ Vídeo del viaje a Vancouver

Vancouver
Puente Colgante de Capiliano

Museo de Antropología: Es uno de los museos más importantes y prestigiosos de Canadá. Está ubicado en el campus de la Universidad de British Columbia y se dedica al estudio y la exhibición de las culturas indígenas del mundo, especialmente las del Pacífico Noroeste. Su colección incluye más de 40.000 objetos, entre los que destacan las esculturas, máscaras y tallas de madera de los pueblos nativos canadienses. También hay exposiciones temporales sobre temas diversos, como el arte contemporáneo o la historia colonial.

Barrio Chino: Es el tercer barrio chino más grande de Norteamérica y uno de los más antiguos. Se fundó a finales del siglo XIX por los inmigrantes chinos que llegaron a trabajar en las minas y el ferrocarril. Hoy en día es un lugar lleno de vida y color, donde puedes encontrar restaurantes, tiendas, templos y jardines típicos de la cultura china. No te olvides de visitar el Jardín Clásico Chino Dr. Sun Yat-Sen, considerado el jardín chino más auténtico fuera de China.

Puente Colgante de Capilano: Es una de las atracciones más populares y emocionantes de Vancouver. Se trata de un puente peatonal que cruza el río Capilano a 70 metros de altura y 140 metros de longitud. Desde él se puede disfrutar de unas vistas impresionantes del bosque y las montañas. También puedes recorrer el Parque Capilano, donde hay otras atracciones como el Cliffwalk, una pasarela que bordea el acantilado, o el Treetops Adventure, un circuito de puentes colgantes entre los árboles.

Hell Gate, Hope

Alrededores de Vancouver

En las cercanías de la ciudad se pueden realizar interesantes visitas. Además es la mejor forma de conocer y disfrutar de los exuberantes paisajes tan conocidos del país. Una de las visitas, donde se recomienda hacer alguna noche, es el pueblo de Hope.

Túneles de Othello son una serie de antiguos pasos ferroviarios que atraviesan las montañas Cascade en la localidad de Hope. Estos túneles fueron construidos a finales del siglo XIX como parte del proyecto del Ferrocarril Canadiense del Pacífico y se consideran una obra maestra de la ingeniería. Los túneles están abiertos al público como parte de un parque provincial y ofrecen una experiencia única de senderismo y observación de la naturaleza. Los visitantes pueden admirar las impresionantes vistas del río Coquihalla y las formaciones rocosas que lo rodean, así como la historia y la cultura de la zona.

Hell Gate, Hope

Hell Gate es el punto más estrecho y profundo del cañón del Fraser, donde el río se comprime en un angosto pasaje de solo 35 metros de ancho. La fuerza del agua es tan grande que se forman remolinos y torbellinos que dificultan la navegación. De hecho, muchos barcos y salmones han perecido al intentar cruzar este tramo. Otra de las visitas para realizar desde el pueblo de Hope.

El nombre de Hell Gate fue dado por los primeros exploradores europeos, que quedaron impresionados por la furia del río. Sin embargo, los nativos ya conocían este lugar como Sxwáixwe, que significa «agua turbulenta» o «lugar peligroso».

Para apreciar la belleza y el poder de Hell Gate, puedes tomar el teleférico que te lleva desde el pueblo de Hope hasta una plataforma sobre el cañón. Desde allí podrás disfrutar de unas vistas espectaculares del río y las montañas. También podrás visitar el centro de interpretación, donde aprenderás sobre la historia y la geología del lugar, así como sobre la cultura de los pueblos indígenas que habitan la zona.

Túneles de Othello en Hope

Avistar ballenas y orcas en Vancouver

Avistar Orcas y Ballenas: El tour de avistamiento de orcas y ballenas sale desde el puerto de Vancouver y tiene una duración de unas 4 horas. Durante el recorrido, podrás admirar el impresionante paisaje de la costa oeste de Canadá, con sus montañas, bosques y fiordos. Además, tendrás la oportunidad de ver otros animales marinos como focas, leones marinos, águilas y delfines.



Isla Victoria: Es la capital de la provincia de Columbia Británica y se encuentra en la isla de Vancouver, a la que se puede llegar en ferry o en avión desde Vancouver. Victoria es una ciudad con un aire británico, con edificios históricos como el Parlamento o el Hotel Empress. También tiene un puerto lleno de vida, donde se pueden ver focas y orcas, y un jardín botánico llamado Butchart Gardens, que es uno de los más bellos del mundo.

Canadá es realmente un país fascinante, la visita a Vancouver solo ha sido un pequeño anticipo de lo mucho que ofrece este país. Sin duda que merece realizar una ruta cruzando la parte oeste de este maravilloso país.

Rafael y María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *