Olympic National Park es un parque nacional ubicado en el estado de Washington, es uno de los más diversos y espectaculares del país, ya que alberga desde montañas nevadas hasta bosques lluviosos y playas salvajes. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber para recorrer el Olympic National Park y disfrutar de sus maravillas.

El itinerario por esta península fue una de las grandes sorpresas en nuestro road trip por la costa oeste. Iniciamos el recorrido desde la cosmopolita ciudad de Seattle, por donde regresamos a EE.UU. tras visitar Vancouver en el vecino Canadá. 

Olympic National Park
Olympic National Park

Road Trip Costa Oeste EE.UU.

Guía para visitar Seattle

Lo primero que debes hacer es planificar tu ruta, ya que el parque es muy grande y tiene varios puntos de acceso. Una opción es empezar por el norte, en la ciudad de Port Angeles, donde se encuentra el centro de visitantes del parque. Desde allí puedes tomar la carretera 101 que rodea la península de Olympic y visitar los principales atractivos del parque.

Olympic National Park abarca una superficie de más de 3700 km2. Dentro de sus límites se pueden encontrar diferentes ecosistemas, como bosques lluviosos, montañas nevadas, lagos cristalinos y playas salvajes. Además, el parque alberga una gran variedad de fauna y flora, algunas de ellas endémicas o en peligro de extinción.

Olympic National Park
Bosque Nuboso

Poblaciones dentro del parque natural

Seguidamente, algunas de las poblaciones más interesantes que puedes visitar dentro o cerca del parque, y que te ofrecen una oportunidad única de conocer su historia, cultura y naturaleza.

Port Angeles es la ciudad más grande y el principal punto de entrada al Parque Nacional Olympic. Se encuentra a orillas del estrecho de Juan de Fuca, que separa la península de Olympic de la isla de Vancouver. Desde aquí, puedes acceder fácilmente a algunas de las atracciones más famosas del parque, como el Hurricane Ridge, el lago Crescent o el valle del río Elwha. Además, Port Angeles tiene una amplia oferta de alojamientos, restaurantes, tiendas y servicios para los visitantes. También puedes visitar el centro de visitantes del parque, el museo de historia y arte o el muelle municipal, donde puedes tomar un ferry a Victoria, la capital de la Columbia Británica.

Port Townsend

Recorrer Long Beach

Port Townsend es una de las ciudades más antiguas de Washington, fundada en 1851. Su ubicación estratégica en la entrada del estrecho de Juan de Fuca le valió el apodo de «la ciudad de los sueños», ya que se esperaba que se convirtiera en un importante puerto comercial. Sin embargo, ese sueño nunca se cumplió y Port Townsend quedó aislada del desarrollo económico. Eso hizo que se conservara su arquitectura victoriana, que hoy en día es uno de sus principales atractivos.

Forks es una pequeña ciudad ubicada en el centro de la península de Olympic, rodeada de bosques y ríos. Es conocida por ser el escenario de la saga literaria y cinematográfica Crepúsculo, que narra la historia de amor entre una humana y un vampiro. Si eres fan de esta saga, puedes hacer un recorrido por los lugares que aparecen en las novelas y las películas, como el instituto, la casa de los Cullen o el prado donde Edward le revela su secreto a Bella. También puedes visitar el centro cultural Quileute en La Push, una reserva indígena situada a pocos kilómetros de Forks, donde viven los lobos que son amigos de Bella. Forks también es un buen punto de partida para explorar otras zonas del parque, como el bosque Hoh, el cabo Flattery o la playa Rialto.

📽️ Vídeo del viaje a Olympic National Park

Sequim es una encantadora ciudad situada al este de Port Angeles, en la llamada Sequim-Dungeness Valley. Esta zona tiene un clima más seco y soleado que el resto de la península, gracias a la sombra orográfica que crean las montañas Olympic. Aquí puedes disfrutar de actividades al aire libre como senderismo, ciclismo, golf o kayak. También puedes visitar el Dungeness National Wildlife Refuge, un refugio de vida silvestre que alberga más de 250 especies de aves, mamíferos y peces. Uno de sus atractivos es el Dungeness Spit, una lengua de arena que se adentra 8 km en el mar y que es el lugar ideal para observar focas, leones marinos y ballenas. Sequim también es famosa por sus campos de lavanda, que florecen en julio y agosto y que dan lugar a un festival anual que celebra esta planta aromática.

Qué ver en Olympic National Park

Uno de ellos es el Hurricane Ridge, una zona montañosa que ofrece unas vistas impresionantes de las cumbres nevadas de las Olympic Mountains. Puedes hacer varias caminatas por los senderos que salen del centro de visitantes o simplemente admirar el paisaje desde el mirador. Eso sí, ten en cuenta que el clima puede cambiar rápidamente y que en invierno la carretera puede estar cerrada por la nieve.

Otro lugar que no puedes perderte es el Lake Crescent, un lago de aguas cristalinas rodeado de bosques verdes. Aquí puedes hacer actividades como kayak, pesca o natación, o simplemente relajarte en alguna de las áreas de picnic. También puedes visitar la Marymere Falls, una cascada de 27 metros que se encuentra a poca distancia del lago.

Olympic National Park vs Yellowstone National Park

Olympic National Park

En este parque se puede visitar el punto más al noroeste de los Estados Unidos continental. Para ello debes llegar hasta Cape Flattery, el cabo de entrada al Estrecho de San Juan de Fuca, en la frontera marítima entre EE.UU. y Canadá.

Siguiendo por la carretera 101 hacia el oeste, llegarás a la costa del Pacífico, donde encontrarás algunas de las playas más salvajes y hermosas del parque. Algunas de las más populares son la Rialto Beach, la Ruby Beach y la Kalaloch Beach, donde podrás ver formaciones rocosas, troncos arrastrados por el mar y una gran variedad de aves y animales marinos. También puedes explorar las mareas bajas y descubrir las criaturas que habitan en las pozas de agua salada.

Visitar Cape Disappintment



Finalmente, no puedes dejar de visitar el Hoh Rain Forest, uno de los bosques lluviosos templados más antiguos y mejor conservados del mundo. Aquí te sentirás como en un cuento de hadas, rodeado de árboles gigantes cubiertos de musgo, helechos y flores silvestres. Puedes recorrer los senderos que atraviesan el bosque y observar la fauna local, como ciervos, ardillas y aves. También puedes acampar en el camping del parque o alojarte en alguno de los hoteles cercanos.

Recorrer Olympic National Park es una experiencia única e inolvidable que te permitirá conocer algunos de los paisajes más increíbles y variados de Estados Unidos. Si te animas a visitarlo, no olvides llevar ropa y calzado adecuados para cada zona, así como agua y comida suficiente para tu recorrido. También respeta las normas del parque y cuida el medio ambiente. Y sobre todo, disfruta de esta aventura natural que seguro te dejará con ganas de volver.

Rafael y María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *