Marsella, una ciudad con más de 2.600 años de historia, es un mosaico cultural en el corazón de la Provenza francesa. Fundada por los griegos y conocida por su espíritu rebelde y alegre, Marsella ha evolucionado para convertirse en un destino turístico que ofrece tanto cultura como relajación en sus idílicas calas protegidas por acantilados.

Durante nuestra ruta para llegar a Cinque Terre y Lago di Como, Marsella fue una de las primeras paradas. La costa sur de Francia, conocida por su belleza y elegancia, ofrece una experiencia inolvidable para los viajeros. 

Marsella

Desde la vibrante Marsella hasta la glamurosa Niza, la región seduce con su mezcla de playas soleadas, ciudades históricas y paisajes impresionantes. En la ruta se puede visitar la famosa Riviera Francesa, con su emblemática Costa Azul, disfrutar de la rica herencia cultural de ciudades como Montpellier y Toulouse, o sumergirse en la historia medieval de pueblos como Carcasona. 

Qué visitar en Marsella

El Puerto Viejo (Vieux Port), antiguo motor económico de Marsella y uno de los puertos más importantes del Mediterráneo desde la época griega, es hoy un pintoresco puerto deportivo y uno de los grandes atractivos turísticos de la ciudad. Conserva los antiguos talleres y el Faro de Santa María, así como su precioso Ayuntamiento. Aquí, los visitantes pueden disfrutar del trasiego de barcos y pescadores vendiendo pescado fresco por la mañana, o relajarse con un helado o un vaso de pastis mientras contemplan un atardecer.

Le Panier, el barrio más antiguo de Marsella, es otro de los lugares imprescindibles para cualquier viajero. Este antiguo barrio de pescadores e inmigrantes destaca por sus edificios de estilo provenzal, sus grafitis y muestras de arte urbano, y sus cafeterías y locales alternativos que ofrecen una autenticidad única.

Para los amantes de la arquitectura, la Basílica de Notre-Dame de la Garde es una visita obligada. Situada en lo alto de una colina, esta basílica de estilo neo-bizantino ofrece unas vistas impresionantes de la ciudad y el mar, y es famosa por su fachada de mármol blanco y la estatua dorada de la Virgen María.

Marsella

📽️ Vídeo del viaje a Marsella

El Musée des Civilisations de l’Europe et de la Méditerranée (MUCEM) es otro punto de interés cultural. Este museo, dedicado a las civilizaciones europeas y mediterráneas, es un espacio de encuentro entre culturas y ofrece una programación variada y dinámica.

Marsella también es conocida por su deliciosa gastronomía, especialmente por la Bouillabaisse, una sopa de pescado que es el plato más famoso de la ciudad. Los visitantes pueden degustar este y otros platos de pescado y marisco fresco en los numerosos restaurantes del puerto.

Pueblo de Cassis


Visitar los alrededores

Para aquellos que buscan naturaleza y aventura, el Parque Nacional de Calanques ofrece impresionantes calas y senderos para explorar. Las aguas cristalinas y los acantilados calizos crean un paisaje espectacular, ideal para el senderismo, el buceo y la navegación.

En resumen, Marsella es una ciudad que despierta todos los sentidos, con su mezcla de historia, cultura, gastronomía y belleza natural. Es un destino que invita a ser explorado y apreciado en cada uno de sus rincones.

Rafael y María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *