Friburgo es una ciudad situada al sur de Alemania, cerca de la frontera con Francia y Suiza. Es conocida por su clima templado, su arquitectura medieval y su compromiso con la ecología y la sostenibilidad. Si estás pensando en visitar Friburgo, aquí te dejamos algunas recomendaciones de lugares que no te puedes perder.

Tras recorrer la región de Alsacia, desde Estrasburgo hasta Ensisheim pasando por Colmar, proseguimos por Alemania. Se encuentra en Baden-Wurtemberg, un estado con poblaciones y lugares excelentes para recorrer en una ruta por el sur de Alemania.

Friburgo
Friburgo
Catedral de Friburgo

Qué ver en Friburgo

Catedral de Friburgo: Es el símbolo de la ciudad y una de las obras maestras del gótico alemán. Su construcción comenzó en el siglo XIII y se prolongó durante varios siglos. Destaca su torre de 116 metros de altura, a la que se puede ascender para disfrutar de unas vistas panorámicas de la ciudad y los alrededores. También merece la pena admirar sus vidrieras, sus altares y su órgano.

El casco antiguo: Friburgo conserva un encantador centro histórico, lleno de calles empedradas, casas de colores y canales de agua llamados «bächle». Pasear por el casco antiguo es una forma de conocer la historia y la cultura de la ciudad, así como de descubrir sus rincones más pintorescos. No te pierdas la plaza del ayuntamiento, el mercado de Münsterplatz, la puerta de Martín o el antiguo convento de los agustinos.

📽️ Vídeo del viaje a Friburgo

Monte Schauinsland: Si te gusta la naturaleza y las actividades al aire libre, no puedes dejar de visitar el monte Schauinsland, que se eleva a 1284 metros sobre el nivel del mar. Se puede acceder a él en coche, en bicicleta o en teleférico, el más largo de Alemania. Desde la cima se puede disfrutar de unas vistas espectaculares de la Selva Negra, los Vosgos y los Alpes. También se puede visitar una mina de plata, un museo de minería y un observatorio solar.

Barrio Vauban: Friburgo es una ciudad pionera en el desarrollo de proyectos ecológicos y sociales. Un ejemplo de ello es el barrio Vauban, que se construyó sobre una antigua base militar francesa. Se trata de un barrio autosuficiente, donde se fomenta el uso de energías renovables, el transporte público y la participación ciudadana. Sus edificios tienen un diseño innovador y colorido, que refleja la diversidad y la creatividad de sus habitantes.

Recorrer el estado de Baden-Wurtemberg



Museo Augustiner: Si quieres conocer más sobre el arte y la historia de Friburgo y la región de Baden-Württemberg, te recomendamos visitar el museo Augustiner, que se encuentra en el antiguo convento de los agustinos. El museo alberga una colección variada que abarca desde la Edad Media hasta el siglo XX, con obras de pintura, escultura, orfebrería, cerámica y vidrio. También se pueden ver objetos relacionados con la vida cotidiana, la religión y la cultura popular.

Friburgo tiene muchos lugares para visitar y muchas actividades que realizar. Si lo visitas en la época navideña, podrás recorrer los diferentes mercados que se montan por la ciudad. Desde el habitual que se instala una vez por semana a los pies de la catedral, como los que se montan exprofeso en las semanas previas a la Navidad.

Rafael y María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *