Lima es la capital de Perú, y muy diferente al resto del país. Como pasa en gran parte del continente americano, es una ciudad de contrastes, tienes la posibilidad de realizar varias y diversas actividades, pero como capital, pierde la esencia que si mantiene el resto del país. Aún así, merece una visita de lo más importante para llevarte ese punto de vista distinto.

Lima fue nuestra última parada en el recorrido por Perú. Pasamos dos días que nos sirvieron como relax después de recorrer las zonas tan representativas del país, como Machu Picchu, Cuzco; entre otras.

Lima
Plaza de Armas – Lima – Perú

Recorrido por el Perú de los Incas

Llegar del aeropuerto de Lima al centro

La mejor opción es en taxi. Lima tiene una circulación bastante caótica, y aunque existe la posibilidad de coger un autobús colectivo, te puedes encontrar con problemas para saber qué línea tomar, y donde parar.

Uber es otra opción, conecta con la wifi del aeropuerto para realizar la reserva. Es una opción más económica que el taxi. 

Por último, existe un Bus Exprés del aeropuerto al barrio de Miraflores, pero según la hora puede demorar bastante debido al tráfico.

Plaza Mayor – Lima – Perú

Lugares imprescindibles de Lima

Muchos viajes organizados, incluso por libre, prescinden de visitar Lima. Es tanto la atracción de los otros destinos del país que la capital queda en segundo plano. Es cierto que los atractivos no abundan, pero sí son interesantes para visitar si paras en la ciudad.

Plaza de Armas

Centro histórico de la ciudad, destaca la Catedral de Lima, el Palacio de la Gobernación, y el Palacio Arzobispal. También se la conoce como Plaza Mayor, no dejes de visitar estos tres edificios monumentales. Tienen una interesante historia además de poder contemplar el estilo arquitectónico colonial.

Lima
Monasterio de San Francisco, Lima

Monasterio de San Francisco

Se encuentra en una calle paralela a la Plaza de Armas. Este monasterio es conocido por albergar una enorme biblioteca con miles de libros y textos antiguos sobre la época de la conquista. Merece la pena visitar la basílica, la sacristía, el claustro y la parte más tenebrosa, las catacumbas. Orientativamente se guardan más de setenta y cinco mil cadáveres.

Mirador al Pacífico en el barrio de Miraflores, Lima

Barrio de Miraflores

En nuestra opinión, y después del centro histórico, es la zona con más atractivo de Lima. Date un paseo por sus acantilados con vistas al océano Pácifico, prosigue por el Malecón de la Marina y llegar hasta el Faro.

Muy cerca se encuentra el Parque del Amor, con sus mosaicos de colores. Por la zona se encuentran las ruinas pre-incas de Huaca Pucllana, destaca su pirámide de 25 metros de altura, así como las plazas que la rodean.

Interior Monasterio de San Francisco, Lima

Otros lugares de Lima

Si todavía dispones de más tiempo, otra opción para visitar en Lima sería el Barrio del Barranco. Antiguo pueblo de pescadores que hoy en día se convirtió en la zona bohemia de la ciudad. Lugar agradable para disfrutar de los murales, o degustar algo de la sabrosa comida peruana en alguno de los pequeños restaurantes del barrio.

La Plaza de San Martín, artífice de la independencia de Perú con su estatua ecuestre, está rodeada de edificios históricos. Uno de ellos es el Gran Hotel Bolívar, en la otra acera el Teatro de Colón y el edificio Giacoletti.

Por descontado que tienes varios museos para visitar y algunos mercados callejeros, como en San Isidro.

En Lima finaliza nuestro recorrido por Perú, un país que teníamos muchas ganas de visitar y que nos fuimos encantados. 

Perú es de los pocos países que todavía guardan la esencia de lo auténtico, una esencia que se irá perdiendo a medida que el país amplíe su infraestructura turística y aterricen hordas de turistas al país.

Rafael y María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.