Preparar las vacaciones siempre es divertido, especialmente cuando vamos a un destino que nos ofrece todo lo que queremos. Alquilar una casa rural es algo que a muchos nos encanta, que nos permite disfrutar del entorno en el que nos encontramos y conectar con la naturaleza junto a nuestra familia o nuestros amigos.

Un escenario idílico que, si además cuenta con unas pistas de esquí cercanas, nos darán el máximo de diversión durante los momentos en los que queramos más adrenalina. Y es que con las ofertas de Esquiades.com encontrarás verdaderos chollos con los que pasar unos días estupendos.

Para poder estar preparados ante todo lo que nos queda por delante, vamos a darte algunas ideas y consejos que te servirán cuando visites una zona de nieve. Cuando hayas elegido fecha, avisado a tus acompañantes y reservado el alojamiento; ¡toca hacer la maleta! Si no quieres olvidarte nada, sigue leyendo mientras lo preparas todo.

Qué llevar en la maleta
¡Qué llevar en la maleta para una escapada a la nieve!

Qué no debe faltar en tu maleta si vas a la nieve

Lo primero, protección para la piel

Puede que no vayas a la playa, pero tu piel también sufre en la montaña. Y es que no solo en verano puedes quemarte, sino que la nieve también hará que los rayos del sol impacten en tu rostro con gran intensidad. La crema de protección solar debe ser tu acompañante durante todas las vacaciones, sobre todo si eres una persona con la piel muy clara. Ponte un poco antes de salir del alojamiento para que la barrera protectora actúe con antelación.

Las gafas de sol, siempre a mano

De la misma forma que es importante proteger tu piel, debes hacer lo mismo con tus ojos. El mismo efecto reflejo que se produce en la nieve puede provocarte graves lesiones en la vista y dañarte los ojos. Nuestra recomendación siempre será que optes por unas gafas especializadas, o que acudas a una óptica y te asesoren para elegir la mejor opción.

No subestimes el frío

Es de sentido común pensar que en la nieve hace frío, todos lo sabemos. Pero, muchas veces, pensamos que un simple chaquetón será suficiente para protegernos, o que el mono de esquí servirá para entrar en calor. La verdad es que no, y siempre es mejor optar por ropa de calidad y con la que puedas estar cómodo, como son los abrigos especiales para nieve, cortavientos o camisetas térmicas.

Cuida tus pies

Seguro que, en invierno, la parte más fría de tu cuerpo son los dedos de los pies, aunque estés en casa. Y es que se trata de la primera zona que pierde temperatura cuando estamos parados, por lo que siempre debes usar calzado adecuado y unos buenos calcetines. Además, cuando llegues al alojamiento, lo ideal es secar bien tanto las botas como los pies para no sufrir los efectos posteriores.

Viste prendas impermeables

Algo que tampoco puede faltar en ninguna maleta preparada para la nieve es un buen número de prendas impermeables. En el mercado encontrarás muchos estilos diferentes de ropa y artículos preparados especialmente para la nieve, por lo que no tendrás ningún problema en encontrar lo que más te guste antes de viajar.

Material para deportes de nieve

Si vas a la nieve, es probable que seas un apasionado del esquí o del snow, o quieras empezar a practicarlo. Recuerda que puedes llevar tu propio equipo o, si lo prefieres, alquilarlo en el lugar de destino. En las zonas que visites existen puntos de información con todos los datos sobre este tema.

Calientapiés, calientamanos y parches térmicos

Estas tres opciones son ideales si quieres entrar en calor de la forma más rápida posible, especialmente si has pasado mucho frío en la nieve. Estos artículos se colocan en las zonas que tengas más frías, y pueden darte hasta seis horas de calor ininterrumpido.

Entretenimiento para los ratos libres

Y es que la nieve no lo es todo. Puede que haya algún momento en el que no quiera salir del alojamiento, porque estés cansado o porque el tiempo no acompañe, así que hay que buscar otras formas de divertirse. Recuerda meter en la maleta algo que te ayude a pasar estas horas, ya sean libros, películas o juegos de mesa.

Ropa de calle para ocasiones especiales

Seguimos con actividades fuera de la nieve, y es que seguro que algún día te apetece ir a cenar. Sabemos que es más barato comer en casa, pero siempre se puede hacer una excepción. Busca un conjunto bonito y algo de abrigo, y tendrás todo lo necesario para salir a cenar con tu compañía.

¿No te apetece un baño?

Para terminar, no podemos dejar pasar la oportunidad de darnos un baño en plena zona de nieve. Sí, y es que muchas casas rurales tienen jacuzzi o incluso puedes acercarte a un centro de spa que no esté muy lejos. Te aseguramos que es una experiencia increíble en la que relajarte después las intensas jornadas de nieve.

Rafael & María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.