Oslo, visita de un día

Como capital del país, Oslo ofrece una variada oferta cultural de museos y monumentos para visitar, además de transitar por sus animadas calles del centro. Tiene lo mejor de una ciudad cosmopolita, al mismo tiempo que la tranquilidad de una pequeña ciudad.

Solo teníamos unas horas de escala en el regreso de Tromso a Málaga, por esta razón centramos nuestra visita en el centro de la ciudad, dejando la visita a museos para otra ocasión.

 

Consejo

Del Aeropuerto al centro de la ciudad existen varias posibilidades, un autobús (25 coronas noruegas) y un tren rápido (39 coronas noruegas)

 

Oslo

 

La estación de trenes, Central Station, se encuentra al principio de una de las calles principales, Karl Johans gate, aconsejamos tomar esta calle porque conecta con los principales monumentos y lugares de interés de la ciudad.

La Catedral de Oslo es el primer monumento que te encontrarás, para seguir con el edificio del Parlamento, y desde este punto se visualiza el Palacio Real a lo lejos. Antes de abandonar esta plaza podrás ver otro edificio muy conocido de Oslo, el Teatro Nacional.

No solo existen monumentos o edificios históricos, Karl Johans gate es una calle comercial con tiendas de las principales marcas, además de restaurante y cafeterías.

 

imagen

 

Según como vayas de tiempo puedes dar un paseo por el extenso jardín del Palacio Real, con anchas avenidas arboladas y dos estanques en la parte trasera del palacio, además de otras interesantes edificaciones.

Desde aquí puedes bajar por la calle Olav Vs gate con dirección al puerto. Un animado enclave marítimo con varios edificios que destacan, como Nobels Fredssenter, y el Ayuntamiento, un edificio que desentona dentro del entorno portuario, incluso criticado por los propios noruegos.

Este puerto es el final natural del Fiordo de Oslo, aquí se pueden tomar los ferrys que conectan con otras poblaciones que comparten el fiordo con la ciudad, además de pequeños cruceros turísticos que navegan por el fiordo.

 

Consejo

Realiza una de las excursiones en barco que navega entre las principales islas que forman el fiordo de Oslo. La duración es de aprox. una hora y el precio de 270 coronas noruegas (26,50 euros)

 

El puerto es la zona de ocio y esparcimiento de la ciudad, se han transformado los antiguos almacenes de mercaderías en restaurantes, cafeterías con terrazas para disfrutar de los días soleados. Desde el puerto se tiene una vista de la Fortaleza de Akershus que corona la ciudad, se llega andando cruzando la plaza del Ayuntamiento.

 

imagen

 

Una vez en el castillo, se tiene una panorámica muy buena del puerto y la ciudad, su entrada es gratuita, aunque alguna sección del interior es de pago, como el museo y una sala de exposiciones itinerantes.

Recorre el castillo por sus almenas y tendrás una fantástica vista de la ciudad, si además coincide por la tarde, la puesta de Sol sobre el fiordo.

 

imagen

 

El tiempo no daba para más y teníamos que regresar a la estación de trenes, otros interesantes puntos nos quedaron pendientes para una próxima visita, como el conocido parque de Parque Vigeland, con enormes estatuas esculpidas en granito.

Al otro lado del fiordo, otros interesantes museos a visitar, como el Museo de Barcos Vikingos, el Museo Marítimo o el Museo Kon-Tiki, con uno de los barcos del famoso explorador noruego Roald Amundsen.

Hasta aquí la fugaz visita de Oslo, no es la única vez que hemos visitado esta ciudad y seguro que en el futuro tendremos una nueva oportunidad.

Más fotos de la capital de Noruega, Oslo

Si te ha gustado y parecido interesante lo puedes compartir por Twitter & Facebook

Rafael & María

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copyright © 2017. Creado por Rafael y María