La Misión de San Diego de Alcalá es la primera de las 21 misiones fundadas por los franciscanos en la Alta California. Se estableció en 1769 bajo el liderazgo del padre Junípero Serra, y se convirtió en el centro de la evangelización y la civilización de los nativos de la región. 

Queríamos finalizar el road trip por la costa oeste en un lugar con simbolismo. Y qué mejor lugar que en la primera misión que se fundó en esta parte del país. Es nuestro último lugar para visitar en el recorrido. Desde aquí iniciamos nuestro viaje de regreso, 3 meses después de partimos de Las Vegas en dirección Vancouver (Canadá), para terminar casi en la frontera con México, San Diego.

Misión de San Diego de Alcalá

Road Trip por la Costa Oeste de EE.UU.

Guía para conocer la ciudad de San Diego

Misión de San Diego de Alcalá

Qué ver en Misión de San Diego de Alcalá

La misión se encuentra en el actual barrio de Mission Valley, en la ciudad de San Diego, y es un lugar histórico nacional que alberga un museo, una iglesia activa y unos hermosos jardines.

La historia de la misión es rica y compleja, y refleja los cambios políticos, sociales y culturales que se produjeron en California durante más de dos siglos. La misión fue testigo de la resistencia y la rebelión de los indígenas, el traspaso del dominio español al mexicano y luego al estadounidense, los terremotos, los incendios, las guerras, las epidemias y las restauraciones. A pesar de todas las adversidades, la misión ha conservado su identidad religiosa y su patrimonio arquitectónico, y sigue siendo un símbolo de la fe y la perseverancia.

La misión ofrece a los visitantes la oportunidad de conocer más sobre la vida de los frailes y los nativos que habitaron el lugar, así como sobre las tradiciones artísticas, agrícolas y musicales que se desarrollaron allí. El museo exhibe objetos originales y réplicas de la época colonial, como herramientas, armas, vestimentas, instrumentos musicales y obras de arte. 

Recorrer el estado de California

La iglesia es un ejemplo de la arquitectura misionera, con su fachada blanca, su campanario y su interior decorado con pinturas y esculturas. Los jardines son un oasis de paz y belleza, donde se pueden apreciar plantas nativas y exóticas, fuentes, estatuas y una réplica de la primera capilla construida por Serra.

La Misión de San Diego de Alcalá es una parte esencial de la historia y la cultura de California, y un testimonio de la obra evangelizadora de los franciscanos. Visitar la misión es una forma de conectar con el pasado y con el presente, no solo del estado de California, también del propio Estados Unidos.

Rafael y María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *