El Faro de Bonanza es de estilo mudéjar, es uno de esos faros, no muy numerosos, asociados a un río, a la entrada de un puerto pesquero, en este caso el de Sanlúcar de Barrameda, tierra de conquistas, noble manzanilla  y langostinos.

Faro de Bonanza
Faro de Bonanza

«Luces del Sur» ruta por la costa de Andalucía

Destinado a indicar luminosamente la entrada en el puerto pesquero de Sanlúcar de Barrameda. Por ello se halla junto a la dársena de entrada, a pie de la playa de Bonanza y formando parte de las construcciones de Bonanza.

Llegando a Sanlúcar hay que desviarse hacia la derecha tomando la carretera de Bonanza al final de la cual se encuentra este faro fluvial. Como referencia puede servir que está delante del puerto.

Delante del faro se encuentra la casa del torrero, con un frente de unos 22 metros y una anchura de 17 metros. Dispone de un jardicinto vallado por delante y da acceso directo al faro. El faro tiene 18 metros de altura, planta octogonal y diseño de ladrillo visto.

Fue construido en 1856, siendo reformado diez años después por el ingeniero Jaime Font para aumentar el alcance de su luz. Además se le añadió linterna porque la lámpara, alimentada con aceite de oliva, se ubicaba en una ventana del faro a 15.5 metros de altura.

Faro de Bonanza de estilo mudéjar

El estilo arquitectónico es mudéjar, para no desentonar con los edificios que le rodean y porque es el estilo conque los duques de Montpensier construían todo en Sanlúcar. Finalmente, debido a la reforma, se eliminó el remate mudéjar intalando una linterna bajo cúpula. Para compensar se puso una franja de azulejos.

En 1896 se cambió el sistema por una máquina de relojería y una lámpara Maris. En 1908 se cambió, nuevamente, el sistema porque ya no necesitaba de trabajo manual, pudiendo ser controlado automáticamente a distancia.

Como tantos otros faros, el Faro de Bonanza ha quedado en medio de una población. En su construcción se encontraba en una zona despoblada y apartada. Con el paso del tiempo, y el incipiente aumento de zonas turísticas por toda la costa española, ha provocado que muchos faros se hayan integrado, incluso disimulado, en el entorno urbano de la zona.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.