El Faro de Adra es un faro marítimo situado en Adra, en la provincia de Almería, sobre la costa del mar Mediterráneo. La importancia de Adra como puerto de mar se remonta al siglo VIII a. C., época de la fundación de la ciudad por parte de los fenicios con el nombre de Abdera. El primer proyecto de la construcción de un faro data de 1861.

El primer proyecto de un faro en Adra data de 1861. Siempre pendiente de la finalización del encauzamiento del río, se propuso construir una torre provisional de hierro de 8 m fundada sobre pilotes Mitchell. Finalmente, se proyectó una torre de madera en 1883.

«Luces del Sur» ruta por la costa de Andalucía

Situado en la desembocadura del río antiguo, estaba dotado de un aparato de 5° orden con una lámpara de petróleo. Daba luz fija blanca con un alcance de 12 millas. Con el paso de los años, la regresión de la costa hizo desaparecer los 120 m de distancia que lo separaban de la orilla, destruyéndolo en 1896.

Faro de Adra
Faro de Adra

Con idéntica característica que su predecesor, aprovechando la antigua linterna, óptica y la lámpara, en 1899 entró en servicio el segundo faro. En 1922, para conseguir una característica de grupo de tres ocultaciones, se adaptaron al aparato unas pantallas giratorias. También se sustituyó la linterna y se electrificó. Al igual que otros muchos faros, durante la guerra dejó de prestar servicio, ocupado por las tropas y ametrallado por la aviación.


Ficha Técnica Faro de Adra


Faro de Adra, otro faro urbano

Faro de Adra

En 1974 entró en servicio una instalación eléctrico-gas con óptica dióptrica de horizonte. Con la justificación de la antigüedad del faro, y porque su situación ha sido absorbida por la población, con cuyas luces se confunde, en 1985 se autorizó un proyecto para levantar un nuevo faro a 23 m sobre el nivel del mar. Este lleva la misma instalación luminosa del antiguo alojada en una linterna nueva.

Como tantos otros faros, el Faro de Adra ha quedado en medio de una población. En su construcción se encontraba en una zona despoblada y apartada, pero con el paso del tiempo, el incipiente aumento de las zonas turísticas por toda la costa española, ha provocado que muchos faros se hayan integrado, incluso disimulado, en el entorno urbano de la zona.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.