Cannon Beach, Oregon, es un destino ideal para los amantes de la playa, el arte y la historia. En este post te contamos todo lo que puedes hacer en este hermoso lugar, desde pasear por la arena blanca y admirar el famoso Haystack Rock, hasta explorar las galerías de arte y los museos locales. 

Muy cerca de Ecola State Park, desde donde se divisa en la lejanía esta conocida playa, no podíamos dejar la ocasión de acercarnos más a esta playa. Proseguimos nuestro recorrido por el estado de Oregon, que como ya nos sucedió con el estado de Washington, nos estamos quedando fascinados por los espectaculares enclaves que se pueden visitar.

Cannon Beach
Cannon Beach, Oregon

Qué hacer en Cannon Beach

Cannon Beach es una pequeña ciudad costera ubicada a unos 130 kilómetros al oeste de Portland. Es famosa por su impresionante paisaje marino, donde destaca el Haystack Rock, una enorme formación rocosa de 72 metros de altura que se eleva sobre el océano. Este icono natural es el hogar de diversas especies de aves marinas, como los frailecillos, las gaviotas y los cormoranes.

Puedes acercarte al Haystack Rock cuando la marea está baja y observar la vida marina que habita en las pozas de agua que se forman alrededor. También puedes tomar fotos espectaculares desde la playa o desde el mirador de Ecola State Park, un parque estatal que ofrece senderos, áreas de picnic y vistas panorámicas.

Visitar Ecola State Park

Pero Cannon Beach no solo es naturaleza, sino también cultura. Aquí encontrarás más de una docena de galerías de arte que exhiben obras de artistas locales e internacionales, desde pinturas y esculturas hasta joyas y cerámicas. Puedes recorrer las galerías a tu propio ritmo o participar en el Festival de Arte de Cannon Beach, que se celebra cada año en junio y ofrece eventos, talleres y exhibiciones especiales.

Si te interesa la historia, puedes visitar el Museo Histórico de Cannon Beach, donde aprenderás sobre el pasado de la ciudad, desde los nativos americanos hasta los exploradores y los pioneros. También puedes ver una réplica del cañón que le dio nombre a la ciudad, que fue encontrado en la playa en 1898.

Cannon Beach tiene mucho más que ofrecer, como restaurantes, cafeterías, tiendas, spas y hoteles para todos los gustos y presupuestos. Es un lugar perfecto para relajarse, divertirse y conectar con la naturaleza. 

Rafael y María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *