Es posible que Avilés sea la menos conocida de Asturias, de las poblaciones grandes del Principado. Su reciente pasado industrial, además de tener una historia que se remonta a la prehistoria, es una visita imprescindible en un recorrido por Asturias.

Se ubica en el occidente de la región, y es la capital del concejo homónimo. Oviedo se encuentra a 34 km al sur, y Gijón a 28 km al este. Geográficamente, se encuentra en el centro de la costa asturiana.

Avilés
Calle Galiana, Avilés

Avilés, como otras ciudades del norte peninsular que tuvieron una industria siderúrgica en los años 50 y 70, es recordada por fachadas sucias, debido al hollín del carbón. También las altas chimeneas que, a modo de testimonio histórico, se conservan algunas de ellas.

Tras la reconversión industrial que sufrió la región en la década de los años 80, su paisaje y ritmo urbano cambió por completo. La mejor muestra de ello es el Centro Niemeyer, un exponente de la arquitectura contemporánea, obra del prestigioso arquitecto brasileño.

Avilés
Centro Niemeyer

Qué visitar en Avilés

Un recorrido para conocer el centro histórico de Avilés, así como la renovada zona de la Ría, debe comprender los siguientes puntos:

Qué visitar en Luarca, occidente de Asturias

La calle Galiana es la más conocida de Avilés. Aquí se concentra la zona de ocio de la ciudad, bares y restaurantes copan los soportales de esta conocida calle. Al otro lado de la calle, varias Casonas de Indianos. Algunas siguen siendo de titularidad privada, otras son ocupadas de uso común por el ayuntamiento, como Casa Arias de la Noceda.

Hórreo Carbayedo
Iglesia de Santo Tomás de Cantorbery

Si la anterior calle es la del ocio, la calle Cámara es la comercial. Comienza en la Plaza de España y continúa  hasta la Plaza del Mercado, junto al barrio portuario de Sabugo. La visita a la ciudad se puede realizar en un tranquilo paseo que no lleva más de un día.

Avilés es una pequeña ciudad con un encanto especial. Una población que ha sabido converger de su pasado industrial hasta convertirse en la agradable ciudad que es actualmente.

Rafael y María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.